BAUTISMO

Recepción de los niños:

Hermanos:

Bienvenidos a la casa de Dios para celebrar estos bautismos. Que este encuentro con el Señor reavive vuestra fe y que su paz y alegría estén ahora y siempre con vosotros.

R: Y con tu espíritu.


N y N, la comunidad cristiana os recibe con gran alegría. En su nombre, yo os marco con la señal de la cruz; y vuestros padres y padrinos os marcarán con la misma señal de Cristo Salvador.

(Signa a cada niño en la frente en silencio)


Liturgia de la Palabra:

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san     28, 18-20

En aquel tiempo, Jesús acercándose a los once discípulos, les dijo: "yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. Id, y haced que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo os he mandado. Y yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo".

Palabra del Señor.


Oración de los fieles
.

- Estimados hermanos: Roguemos a nuestro Señor Jesucristo por estos niños que van a recibir el Bautismo, por sus padres y padrinos y por todos los bautizados.

A cada intención respondemos: Escúchanos Señor.

- Para que, por el misterio de tu Muerte y Resurrección, hagas renacer a estos niños y los incorpores a la santa Iglesia. Oremos...

- Para que, por medio del Bautismo y la Confirmación, los hagas fieles discípulos y testigos de tu Evangelio. Oremos...

- Para que los conduzcas a la felicidad de tu Reino, por medio de una vida santa. Oremos...

- Para que ayudes a sus padres y padrinos a iluminar la vida de estos niños con el ejemplo de su fe. Oremos.

- Para que conserves siempre en tu amor a sus familias. Oremos...

- Para que renueves en todos nosotros la gracia del Bautismo. Oremos...


Invocaciones a los santos.

- Santa María Madre de Dios. Ruega por nosotros.
- San Juan Bautista. Ruega por nosotros.
- San José. Ruega por nosotros.
- San Pedro y San Pablo. Rogad por nosotros.

(Conviene añadir los nombres de otros santos especialmente los patronos de los niños, de la Iglesia o del lugar)

- Todos los Santos y Santas de Dios. Rogad por nosotros.


Exorcismo y unción prebautismal.

Dios todopoderoso y eterno, Tú enviaste a Jesucristo al mundo para que nos liberara del espíritu del mal y nos hiciera pasar de las tinieblas al reino admirable de tu luz; te pedimos, humildemente, que libres a estos niños de la mancha original y los conviertas en templo de tu gloria a fin de que habite en ellos el Espíritu Santo. Por Jesucristo nuestro Señor.

R: Amén.


Que el poder de Cristo Salvador os fortalezca: en señal de los cual os ungimos con el óleo de la salvación, por el mismo Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina por los siglos de los siglos.


R: Amén.

(Cada niño es ungido en el pecho con el óleo de los catecúmenos)


Imposición de las manos
.

(El celebrante impone la mano sobre cada niño en silencio)


LITURGIA DEL SACRAMENTO:


Bendición del agua e invocación a Dios.

Queridos hermanos:

Oremos a Dios todopoderoso
para que, por medio del agua y del Espíritu Santo,
conceda la Vida nueva a estos niños.

- Bendito seas Dios, Padre todopoderoso, que hiciste el agua para purificarnos y darnos la vida.

R: Bendito seas, Señor.


- Bendito seas Dios, Hijo único, Jesucristo, que hiciste brotar de tu costado sangre y agua, para que por tu Muerte y Resurrección naciera la Iglesia.

R:
Bendito seas, Señor.


- Bendito seas Dios, Espíritu Santo, que ungiste a Cristo al ser bautizado en las aguas del Jordán, para que todos fuéramos bautizados en ti.

R:
Bendito seas, Señor.


*
Cuando hay que bendecir el agua.

- Señor, escúchanos y santifica esta agua creada por ti, para que los bautizados en ella sean purificados del pecado y renazcan a la Vida de hijos adoptivos de Dios.

R:
Escúchanos, Señor.


- Santifica esta agua creada por ti, para que los bautizados en ella en la muerte y resurrección de Cristo, sean una fiel imagen de tu Hijo.

R:
Escúchanos, Señor.


(El celebrante toca el agua con la mano derecha y prosigue)

- Santifica esta agua creada por ti, para que los que tu has elegido renazcan por medio del Espíritu Santo y se incorporen a tu pueblo santo.

R:
Escúchanos, Señor.

* (Cuando el agua bautismal ya está bendecida, omitida la invocación escúchanos Señor, el celebrante dice:)

- Por el misterio de esta agua consagrada, conduce, Señor, al renacimiento espiritual a este/os hijo/s tuyo/s N. y N., llamados al bautismo por la fe de la Iglesia, a fin de que el/los alcancen la vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

R: Amén.


Renuncia y profesión de fe.

- Estimados padres y padrinos: este/os niño/s que habéis presentado a la iglesia, va/n ha recibir en el bautismo, por medio del agua y del Espíritu Santo, una nueva vida que procede del amor a Dios. Tratad de educarlo/s en la fe, para que esa vida Divina sea preservada del pecado y crezca en el/los día tras día. Si estáis dispuestos a aceptar esta responsabilidad, renovad vuestro compromiso bautismal, renunciando al pecado y profesando vuestra fe en Jesucristo, esa misma fe de la iglesia por la que estos niños serán bautizados.


Renuncias

- Renunciáis al demonio?

R:  Si, renunciamos.


- ¿Renunciáis a todas sus obras?

R:
Si, renunciamos.


- ¿Renunciáis a todos sus engaños?

R:
Si, renunciamos.


Profesión de fe

- ¿Creéis en Dios todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

R:
Si, creemos.


- ¿Creéis en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que nació de la Virgen María, padeció y fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?
R: Si, creemos.


- ¿Creéis en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la Vida eterna?

R:
  Si, creemos.


- Esta es nuestra fe. Esta es la fe de la Iglesia, la que nos gloriamos de profesar en Jesucristo nuestro Señor.

R: Amén.


Rito del Bautismo

- ¿Queréis que N. reciba el Bautismo, por la fe de la Iglesia, la que todos juntos hemos profesado?

R:
Si, queremos.


(el celebrante bautiza al niño diciendo:)

N., YO TE BAUTIZO
EN EL NOMBRE DEL PADRE
Y DEL HIJO
Y DEL ESPÍRITU SANTO.

 
Unción postbautismal

- Dios todopoderoso, Padre de Nuestro Señor Jesucristo, que os liberó del pecado y os hizo renacer por medio del agua y del Espíritu Santo, os unge ahora con el crisma de la Salvación

(Seguidamente, en silencio, el sacerdote unge en la coronilla a cada uno con el santo crisma).

para que, incorporados a su pueblo y permaneciendo unidos a Cristo, Sacerdote, Profeta y Rey, viváis eternamente.

R: Amén.


Imposición de la vestidura blanca.

- N. y N., sois ya hombres nuevos y habéis sido revestidos de Cristo. Que esta vestidura blanca sea signo de vuestra dignidad, y con la ayuda de la palabra y ejemplo de vuestros familiares logréis mantenerla inmaculada hasta la vida eterna.
R: Amén.


Entrega del cirio encendido.

(El celebrante toma o simplemente toca el cirio pascual, mientras dice:)

- Recibid la Luz de Cristo.

un miembro de la familia (por ejemplo el padre o el padrino) enciende en el cirio pascual, el cirio de cada niño.

- A vosotros padres y padrinos, se os confía la misión de acrecentar esta luz para que este/os niño/s, iluminados por Cristo, vivan siempre como hijo/s de la luz y, perseverando en la fe, puedan salir al encuentro del Señor, con todos los Santos, cuando él vuelva.


Éfeta

- El Señor Jesús, que hizo oír a los sordos y hablar a los mudos te permita, muy pronto, escuchar su palabra y profesar la fe para la gloria y alabanza de Dios Padre.
R: Amén.

(Si el Bautismo no se realizó en el presbiterio, se hace la procesión hacia el altar, llevando los cirios encendidos de los recién bautizados)


La oración del Señor

El celebrante se dirige a los fieles con estas u otras palabras semejantes:

- Hermanos, esto niños, que han renacido por medio del Bautismo, se llaman y son hijos de Dios. El/los recibirá/n la plenitud del Espíritu Santo por medio de la confirmación. Invocandolo como Padre, en la comunidad de los fieles, se acercará/n al altar del Señor. Ahora en nombre de el/los, animados por el espíritu filial que todo hemos recibido, oremos como el Señor nos enseñó: Padre nuestro.


Bendición y despedida

- Dios todopoderoso, que por medio de tu Hijo, nacido de la Virgen María, alegras a las madres cristianas con la esperanza de la vida eterna para sus hijos, bendice a esta/s madre/s para que, junto con su/s hijo/s vivan siempre en acción de gracias.

R: Amén.


- Dios todopoderoso, que das la vida humana y la vida divina, bendice a el/ los padre/s de este/os niño/s, para que, con su ejemplo, los conduzca a la plenitud de la vida cristiana.

R:
Amén.


- Dios, que cuidas con amor a todos los hombres, protege con tu misericordia, preserva de todo mal y otorga una paz duradera a todos los aquí reunidos, a sus familiares y amigos.

R:
Amén.


* O bien esta formula

Hermanos: Os encomiendo a la gracia misericordiosa de Dios Padre Todopoderoso, de su Hijo Jesucristo y del Espíritu Santo. Que él os proteja para que, iluminados por la Fe, vosotros y yo alcancemos la herencia eterna.

R:
Amén.


Y que la bendición de Dios todopoderoso, del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo descienda sobre vosotros y permanezca para siempre.

R: Amén.


- Podéis ir en Paz.

R: Demos gracias a Dios.


Consagración del/los niño/s por sus padres a la Virgen

Virgen María, Madre de Jesucristo y Madre nuestra, en este día feliz te encomendamos a este/os niño/s, redimido/s por tu la Sangre de tu Hijo y hechos hijos de Dios por su Espíritu de Amor.

Tú que protegiste a tu Hijo Jesucristo contra los peligros y lo educaste con amor, ayúdanos en nuestra misión de padres, para que, según tu ejemplo, en fe y amor protejamos a nuestros hijos contra todo mal y los eduquemos para Dios, a fin de que crezcan sanos y sean agradables a los ojos del Señor. Te pedimos esto para que cumplan la misión que Dios les da, que es principalmente construir el Reino de Dios entre los hombres.

Ave María ...